No uno ni dos.

3 errores graves que debes evitar para no terminar sin un centavo en tu cuenta o intoxicado en sala de emergencias cuando compres comida por Internet

¡Pausa!


Ve retirando muy lento la mano de tu mouse o el dedo del botón ‘agregar a tu carrito de compras’.

Lee hasta el punto final de este post antes de darle click a ‘finalizar compra’ y evítate pasar un mal rato después.

No es que te subestimemos, pero aquí los expertos sabemos que una gran mayoría de personas desconocen esta información o no la tienen tan clara.


Empecemos por la data que nos da pie a escribir este post.


Este año las compras por Internet no han parado de crecer impulsadas por la coyuntura mundial.

Solo en 3 meses, de marzo a junio, el uso de plataformas E-commerce creció 18% en Lima, Arequipa y Trujillo (Estudio de Global Research Marketing)

La categoría que lleva la delantera – entre 75% y 49% – es la de alimentos, carnes y comida lista.

Y al menos un 46% de compradores afirma que no tiene confianza sobre la manipulación y protocolos de seguridad alimentaria (food safety) de los productos.


Ahora, pregunta:

¿Sabes qué información revisar para asegurarte que estás haciendo una compra de comida segura online?


Aquí te compartimos la sabiduría Cocinados que te ayudará a evitar cometer los 3 errores más comunes al comprar alimentos o comida lista por Internet.

Antes de continuar, un par de notas.

Nota 1: la seguridad de datos personales o privacidad digital es un requisito legal y se refiere a tu derecho de proteger los datos que compartes en Internet. Antes de brindar esta información revisa que la web cumpla con todas las políticas exigidas por ley y estén publicadas en su sitio Web. Las verás más adelante. 

Nota 2: la seguridad alimentaria se refiere a los protocolos que se siguen en toda la cadena de producción hasta la entrega.  Es un tema muy delicado, sobre todo si el producto tiene un alto nivel de probabilidad de brotes de intoxicación alimentaria.


Listo. Continuemos con la sabiduría Cocinados.


La seguridad al 100 % en Internet es una utopía. 

Por eso, es clave y paso número 1 identificar quién está detrás de la marca o producto para evitar el primer error de compra online.

Identifica en su Web estos datos obligatorios que son exigidos por la ley peruana a un proveedor de alimentos o comida lista para consumo:

  • Nombre o razón social

  • Dirección

  • Correo electrónico

  • Otros métodos de contacto: formulario de contacto, teléfono, etc.

  • Número de Registro Único de Contribuyente (RUC).

  • Política de protección de datos, de privacidad, de cookies, de devolución y reembolsos, de envío

  • Información clara y exacta del precio de los productos o servicios, indicando si incluye o no los impuestos y gastos de envío.

¿Todo eso?  Sí, todo eso.  Entonces:

  • Desconfía si la información no es completa o es insuficiente.

  • Analiza las ofertas. Lo bueno, bonito y seguro cuesta su precio.

  • Sospecha si la Web vende un solo producto o hay expresiones extrañas – pueden ser consecuencia de una traducción automática. 


Ojo con esto:

Para productos frescos: la forma de envío de los alimentos necesita ser adecuada, especialmente para frutas, verduras, carnes, pescados y demás productos perecederos, como los postres lácteos, que necesitan mantenerse refrigerados o congelados. Por ningún motivo debe romperse la cadena de frío.

Para productos cocinados o crudos (marinados, por ejemplo): deben tener condiciones de almacenamiento y transporte especiales para evitar la presencia de patógenos.

Espera. Hay más.

Los productos legales y aptos para la venta, según la normativa nacional, deben considerar la siguiente información, que la puedes revisar en la Web de la marca o en la etiqueta del producto/comida envasada:

  1. Denominación de origen (aprobada por DIGESA*)

  2. Número de registro sanitario (otorgado por DIGESA*)

  3. Lista de ingredientes

  4. Ingredientes que causen alergias o intolerancias

  5. Cantidad neta

  6. Condiciones especiales de conservación

  7. Nombre o razón social y dirección del operador responsable de su comercialización

  8. País de origen o lugar de procedencia

  9. Fecha de vencimiento

  10. Y los famosos octógonos, según resultados nutricionales, también evaluados por DIGESA* (DIGESA*: Dirección General de Salud Ambiental)

¿Llaman a la puerta?


Ya en casa, al momento de recibir tu pedido online, necesitas prestar atención a lo siguiente, y si no está bien, reclamar.

  • Verificar que el empaque se encuentra íntegro.

  • Revisar si el etiquetado está en español e incluye la información obligatoria.

  • Comprobar que los alimentos están a la temperatura adecuada para su conservación.

  • Confirmar que el producto no esté vencido o fuera de la fecha de consumo preferente.

La empresa debe garantizar que todo llegue en buen estado.

Ahora es tu turno.


Cuéntanos en los comentarios:

¿Revisas la Web o investigas las marcas de comida o alimentos que consumes?

¿Has tenido alguna experiencia de compra de comida que te hizo pasar un mal momento?

¿Qué parte de esta sabiduría Cocinados no conocías y te ha resultado súper útil?

Si esta información te ha abierto los ojos y quieres hacer lo mismo con tu gente, compártelo en tus redes.

Escribe una nota antes de hacerlo para que sepan lo importante que te pareció aprender sobre estos 3 errores muy comunes.

servicio al cliente

para empresas

cuéntanos aquí qué producto y servicio de alimentación necesitan y lo preparamos según sus especificaciones

25829f6b8d6ca72aee817a8448ab7024-flat-op
  • Instagram
  • Facebook

© 2020 por Gate Catering and Retail Solutions S.R.L. / Cocinados.pe